Hay vida sin Kun ni Forlán

Nadie a este lado del Manzanares mantuvo el gesto cuando vio la alineación de Quique Sánchez Flores. Justo cuando parecía tener un once tipo que dio la cara en un derbi que se volvió a perder, la ausencia del Kun hacía pensar en cambios mínimos y estabilidad. Antonio López suplió a Filipe Luis, un bicentenario Perea a Domínguez, Raúl García a Elías, Juanfran a Agüero y, sorpresa, Diego Costa a su tocayo Forlán.
El partido, llevado al terreno físico por Quique no tuvo las consecuencias deseadas. Raúl García no se encontraba cómodo en el flanco izquierdo y Mario Suárez y Tiago perdían la batalla en el centro del campo con unos rivales más experimentados en este tipo de partidos. Tampoco Reyes parecía encontrar su sitio lejos de su banda y como asistente de Diego Costa. Tuvo que ser el brasileño quien se pusiese el mono de trabajo para mantener al equipo con dignidad, como premonición de su gran noche.
De Gea se acercaba un poco más al Manchester United con una doble parada antológica a Soriano aunque unos minutos después sólo podía ejercer de espectador de lujo al gol de Kike Sola tras una gran jugada al primer toque de los navarros. Por suerte, y a diferencia de otros encuentros en los que el gol rival descomponía al equipo, el defenestrado Juanfran se inventaba un pase de videojuego para que Costa empatara el partido. El tanto hacía justicia al trabajo del delantero aunque no a los méritos de un equipo brutalmente gris en los primeros 45 minutos.

Conscientes del riesgo que corría ese punto de seguir los derroteros de la primera parte, el equipo se contagió del carácter bregador de Costa para subir varios enteros las líneas de presión. Así llegaron, casi sin darnos cuenta, dos errores de la zaga pamplonica que terminaron en sendos goles del ariete brasileño, que completaba así un hattrick que no se veía en el Atlético de Madrid desde el 23 de mayo de 2009, obra entonces de Diego Forlán ante el Athletic en San Mamés.
Con un rival totalmente roto, Reyes tuvo la oportunidad de asestar el toque de gracia pero falló un penalti que Fernández Borbalán se empeñó en meter dentro del área. El utrerano culminaba con este fallo un mal partido. El colegiado firmaría una desastrosa actuación tras no expulsar a Monreal en un claro derribo a Juanfran cuando encaraba a su ex compañero Ricardo y dejaba sin sanción un empujón de Perea en la primera mitad. Sí vería, minutos después, una mano completamente innecesaria de Tiago en una barrera que debió terminar en expulsión. Gol de Osasuna y sufrimiento.
Con quince minutos por delante y llevando la contraria al guión que todos esperábamos, Osasuna no se volcó sobre la meta de De Gea, que al principio de la segunda mitad volvió a opositar al arco de Old Trafford con un vuelo sin motor a cabezazo de Soriano. Costa, otra vez Costa, desquició a la zaga local hasta acabar con la paciencia de Sergio, que le propinó un codazo y dejó a los de Mendilibar con diez.
Fin de la historia. Con esta victoria, la segunda del Atlético en el Reyno de Navarra en once años, el equipo de Quique Sánchez Flores suma los 42 puntos que, dicen, garantizan la permanencia. Resulta ridículo hablar de estas cosas en un equipo como el rojiblanco, pero ya sabemos que aquí cualquier fenómeno paranormal se convierte en cotidiano en menos que canta un gallo.
Con Pitarch en el banquillo junto al técnico, quién sabe si tomando nota por si a la directiva se le acaba la paciencia con Quique, el equipo sumó una victoria de prestigio. Ahora, a tres puntos del quinto puesto, habrá que seguir sumando para aprovechar los enfrentamientos directos de los rivales de la zona europea para intentar amarrar un puesto de cara a la próxima temporada.

PD: Mención aparte merece algo que se pudo ver en los últimos minutos de partido. Un fenómeno nunca antes experimentado sobre un campo de fútbol y que Quique Sánchez Flores tuvo a bien utilizar para aguantar el marcador. Ni doble pivote, ni trivote, ni cuadrado mágico. El técnico del Atleti pasará a la historia como el creador del 'Pentavote' o cinco mediocentros. De no haber cedido a Camacho al Málaga, a buen seguro habría tenido sus minutos durante el descuento del partido.

0 comentarios: