Maldito enero


Lo decía una canción de los cántabros de La Fuga. Para ellos, era una historia de desamor y para nosotros, parece que también. Dentro de la derrota, lamentable en cuanto a imagen y actitud, se nos va el primer mes del nuevo año con la sensación de que cualquier tiempo pasado fue mejor. El año pasado, pese a que el inicio liguero nos hizo perder esperanzas en el torneo de la regularidad, tuvimos la Copa del Rey como clavo ardiendo al que agarrarse. Más tarde, la Europa League nos permitió grabar 2010, como bien diría el amigo José Antonio Lavado, como “EL AÑO QUE VOLVIMOS”.


Se muere enero con unos datos para caer en la más profunda de las depresiones. Cinco partidos ligueros, una victoria, un empate, tres derrotas. Cuatro puntos de quince posible y la sensación de que, en la eliminatoria que nos salvaba el año ante el Real Madrid en Copa, hicimos el ridículo. Se fueron Simao, Camacho y Asenjo. Un capitán y dos joyas por pulir a las que Quique no dio nada de bola que dejaron su puesto a un Juanfran más comprometido pero que aún no ha plasmado sobre el terreno de juego sus ganas y un Elías que sigue siendo una completa incógnita.
Enero, como bien os digo, es para un servidor uno de los meses más importantes para el fútbol. Después del parón navideño, hay que coger fuerzas y los equipos que mejor aprovechan ese mes cargado de partidos son los que cuentan con más oportunidades de terminar con una buena temporada en Liga. No es nuestro caso. En la historia reciente del Atlético de Madrid, son ya varios los funestos eneros en los que se nos va no ya el título, sino las opciones de Champions, Europa y demás preseas finales.
La crisis del equipo es total. Rumores de salidas de un Kun Agüero harto de lo que le rodea y de un Forlán que ayer firmó los papeles del divorcio con la afición. Es terrible pensar que un héroe pueda acabar así cuando hace 7 meses nos hizo soñar. Incomprensible. Su cabeza no está puesta en este equipo y la gente no le pasa ni una. Triste final pero, como se dice en estos casos, es lo mejor para todos.
Para cerrar, quiero quedarme con la entrevista en Punto Radio de Agustín Castellote a Vicente Calderón hijo (Poner el reproductor a la altura del ‘bajar volumen’ para que se escuche la entrevista). Dice que hay una alternativa real. Que esta semana se sabrán más cosas. ¿Ilusionante? Sí, pero que nadie se olvide que rumores ha habido muchos en los últimos años y al final, ‘bacalá’

5 comentarios:

Dr. Caligari dijo...

Lo de la temporada pasada fue "El canto del cisne".

Emilio dijo...

Don Jorge, ayer por lo menos se vió un atisbo de reacción en la masa. Las iras se dirigían al sitio correcto y sólo los elementos y el conformismo del Bilbao no avivaron algo más el fuego.

Esperemos a las noticias de la semana, todo lo que se mueva es ilusionante.

Un saludo.

J. Ordás dijo...

@Dr. Caligari Fue un año cargado de fortuna. Cada día yo también lo veo más claro.
@Emilio ¿Estuviste allí? Yo he oído que hubo protestas pero que quedaban cuatro gatos. Hasta en eso tenemos mala suerte, el día que a la gente le da por protestar, caen chuzos de punta

Emilio dijo...

Lo novedoso fue que las protestas empezaron en el Frente.

Efectivamente la lluvia no ayudó, hubo un momento que caía una mezcla entre granizo y lluvia fuerte que hizo que muchos nos fuéramos.

Ya vendrá la primavera Don Jorge, y seguiremos con los mismos objetivos para la temporada que en este momento, ninguno (todavía no he interiorizado lo de asegurar la permanencia).

J. Ordás dijo...

Asegurar la permanencia... Suena tan utópico como urgentemente necesario.
Si siguen las cosas como siguen, veo que el camino hacia el 24-A se les puede hacer muuuuuy cuesta arriba a los gandules del palco