El partido olvidado

¡Qué pronto se olvidan los partidos de antes del derbi! Es increible, apenas hace unas horas nos deshacíamos de un rival directo en la lucha por Europa (ganando goalaverage y todo) y ya todo el mundo piensa en una cita: domingo, 21 horas, otro estadio de Madrid.

Sacaremos algunos apuntes interesantes antes del que, para muchos, es el partido del año. Me gustó que Quique diese ‘descanso’ a Perea. El colombiano venía de una faena para olvidar en Mallorca y una pausa anímica le puede venir bien. Eso sí, ayer Valera cumplió y se sacó de su oxidada chistera una buena jugada que abrió el marcador ante el Athletic. El murciano debería estar motivado y se ha ganado la titularidad ante el eterno rival.

No fue él sino Diego Forlán quien anotó el primer gol. Su reacción para con la grada no fue del agrado de muchos. El uruguayo no es un jugador de los que se bese el escudo o de los que dediquen palabras de elogio a su afición pero cumple con su trabajo al 100%. Lleva dos goles y, será por mi amor al 7, creo que su final de temporada puede ser productivo, al igual que el del año pasado.

No es tradición por mi parte criticar a los medios, pero resulta llamativo que hoy, a tres días del derbi, los diarios afines al vecino de la capital se hagan eco de ese supuesto mal ambiente entre el delantero y la hinchada. No me preocupa para nada. Estoy convencido de que Forlán saldrá a hacer su trabajo en el Bernabéu y confiemos que, como el año pasado, se vuelva a casa con algún gol bajo el brazo.

Se le puede achacar falta de compromiso en la presión, pero en una plantilla corta y cuyo único sustituto es un batallador canterano que aún no tiene la consistencia para ser competencia seria, la dosificación en un jugador de 31 años se antoja vital. Así ha sido siempre y que así siga siéndolo.

Me gustó también el Kun, como siempre. Lejos de dormirse con el marcador a favor, sacó el manual de la pillería y anotó un tanto que, a igualdad de puntos, puede resultar vital a filal de temporada. Como antítesis del argentino, y también como siempre, me sacó de quicio Jurado. Su gol a Osasuna parece haberle hecho perder la cabeza en busca del tanto imposible. Lo intentó en Mallorca con la fortuna de que Forlán envió a la red su defectuoso disparo y lo intentó ante el Athletic.

Especialmente sangrante resultó una última jugada en el descuento donde podía haber regalado el tercero a Ibrahima y prefirió la gloria individual con un disparo que terminó en el banderín de córner. ¿Habría hecho lo mismo de ser Forlán o Agüero su acompañante en la jugada?

A tres días del derbi solo se puede pensar en ese partido. Hay que formatear el disco duro de la historia reciente de enfrentamientos ante el eterno rival y salir a sumar tres puntos más que providenciales de cara al final de temporada. Hay que presionar tanto o más que frente al Barcelona. Impedir que, sobre todo, Cristiano Ronaldo e Higuaín se sientan cómodos y encaren a portería.

Para terminar, un consejo a Quique Sánchez Flores. Tire de hemeroteca y de nuevas tecnologías para poner a los chicos un vídeo que, por lo menos a mí, me ha puesto la carne de gallina. Ojalá se repita la historia de aquel gran día…

1 comentarios:

Pedro dijo...

No voy a alagar la pluma que escribe estas líneas, aunque buena todavía le queda mucho, solo la experiencia y el tesón son herramientas de mejora.

Me quedo con lo que no está escrito, con el video, es de lágrima fácil para lo que llevamos el escudo el atleti grabado en el corazón ( de que me suena esta frase), en fin, me he esperado a un derby para escribir estas lineas, perdido de ante-mano, para no romper la estadística, me quedo en el miedo en los ojos de unos vikingos que no se ven capaces de ganar al FUTBOL a un barsa que seguramente salga líder del Cuernabeu.
Saludos y larga vida al blog