Cuentos chinos a la cantera

Lamentable. Ahora mismo me debato entre la carcajada impotente y la más profunda rabia con lo que las cabezas ¿pensantes? de este club, otrora grande, han firmado como acuerdo de colaboración. Una decisión tan absurda e incomprensible que hasta la encuentro normal en este Atlético de Madrid que han convertido.
Me quejaba mucho de que todos los años se hiciesen inútiles cesiones de los chicos del Madrileño a equipos de Segunda sin aspiraciones y donde apenas gozaban de minutos. Para eso se quedaban en 2ªB, ya que lo único que se conseguía era estancar su crecimiento como futbolistas. Pues nada, aquí parece que en todo lo que sean payasadas, el mérito es superarse. ¡Y vaya si se han superado!

Pongámonos en antecedentes. Roberto Batres, canterano del Atlético y cedido esta temporada en el Albacete y otro jugador de categorías inferiores del que no se ha desvelado el nombre se marcharán a jugar a China como parte de un contrato de colaboración con el equipo Shangai Shenhua.
¿Se imaginan a un estudiante de quinto de químicas trabajando en el laboratorio con el Quminova? ¿Y a un recién titulado en fotografía haciendo sus primeros trabajos con la típica cámara en la que salta del objetivo un payaso?
Pues eso es, más o menos, lo que van a hacer con estos dos pobres chiquillos. Batres, de 24 años, y al que una desgraciada lesión le cortó la trayectoria hace un par de años, había llegado a ir convocado para encuentros de la Copa de la UEFA en el año en que llegó Forlán.
Aguirre estaba contento con él y era un habitual en los entrenamientos del primer equipo. Ahora Amorrortu nos vende la operación como muy buena ya que les permitirá dar el salto para estar en el primer equipo… Y el tío lo dice tan convencido. Desde luego que estos del Barça son unos atrasados. Tanta Masía y tanta leche, pudiendo mandar a los críos a Pekín.
Desconozco si es Amorrortu el principal valedor de esta operación. Mucho me extraña después del buen trabajo realizado con los jóvenes. Este señor ha demostrado que en este equipo, con paciencia y tiempo se consiguen cosas positivas, pero mandar a dos chicos en edad de estar, como mínimo, cedidos a un Primera a la otra parte del mundo y a un país futbolísticamente tercermundista no parece entrar en esa buena estrategia de los últimos años.
Pensaremos entonces que la idea viene de más arriba. Ahora sí, parece que las piezas comienzan a encajar. Un dinerito extra por tener a estos orientales contentos. ¿Que a cambio les tenemos que dar a dos chavales para que destrocen su carrera? ¡Pues pa’lante! Y si están interesados en poner nombre al nuevo estadio, les regalamos también a Indy y las rayas del escudo.
Así funcionan las cosas. Lo que muchos se esfuerzan en construir desde abajo con trabajo e ilusión, otros pocos lo pisotean por cuatro perras destinadas a inflar sus acaudalados bolsillos. Pero ese es otro tema…
Desde aquí y aunque sea muy pesimista, MUCHÍSIMA SUERTE para Batres y el otro jugador que le acompañe. Ojalá sepan cerrarme la boca y se salgan en China, vuelvan al Atleti y se harten a levantar trofeos. Serían las palabras más deliciosas que me habría tragado jamás.

0 comentarios: